Construir viviendas saludables

Fecha de publicación

21 de enero de 2021
m

Autor

Escrito porTrebe

¿Qué consideramos construir viviendas saludables?

 

La RAE define como saludable aquello “que sirve para conservar o restablecer la salud corporal” y la salud como el “estado en que el ser orgánico ejerce normalmente todas sus funciones”.

Por tanto, el objetivo de construir viviendas saludables debe ser facilitar que los seres humanos podamos ejercer con normalidad todas nuestras funciones orgánicas. Por supuesto, todas nuestras viviendas cuentan con cocinas y baños, pero no siempre nos protegen adecuadamente del ruido o nos ofrecen la iluminación adecuada, por poner un par de ejemplos.

La vivienda surge de la necesidad de protegernos de las inclemencias del medio ambiente (lluvia, temperaturas extremas, radiación excesiva…) e incluso de algunas amenazas para nuestra integridad (predadores), pero en el camino de ese progreso material, nos hemos desconectado tanto del resto de la biosfera que nos da el soporte vital, que ahora existen otras amenazas que provienen de nuestras propias ciudades, tales como la contaminación del aire, acústica.. y del interior mismo de nuestros hogares: sustancias tóxicas, radiaciones EMF, falta de exposición solar etc. 

 

Bioconstrucción,  construir viviendas como fuente de salud

 

La bioconstrucción entiende que una vivienda ha de ser fuente de salud establece una serie criterios para la configuración de un entorno vital sano, conectado con la naturaleza, sostenible y bello. 

Para lograrlo, la bioconstrucción estudia de una forma holística  la relación entre el ser humano y el entorno, apoyándose en tres pilares: la salud de las personas, el impacto ambiental de los materiales y la responsabilidad social.

 

¿Cuáles son los criterios para construir una vivienda saludable? 

 

En el momento en el que se diseña una vivienda saludable es necesario tener en cuenta una serie de aspectos ecológicos, económicos y sociales tanto en  la elección de materiales como en  el diseño.  Los criterios a tener en cuenta son los siguientes:

 

Clima interior

 

  • Reducir sustancias contaminantes e irritantes y aportar suficiente aire fresco
  • Reducir de la presencia de hongos tóxicos, levaduras y bacterias, así como polvo y otros alérgenos
  • Utilizar materiales con olor neutro o agradable
  • Minimizar campos electromagnéticos y ondas de alta frecuencia
  • Priorizar el calor radiante para calefacción

 

Materiales de construcción y equipamiento

 

  • Utilizar materiales naturales, no tóxicos y con la menor radiactividad posible
  • Garantizar una proporción equilibrada entre aislamiento térmico y acumulación de calor, así como entre temperatura superficial y del aire interior
  • Usar materiales higroscópicos
  • Minimizar el contenido de humedad de obra nueva
  • Optimizar el acondicionamiento y aislamiento acústico de los espacios (incluidos los 

 

Diseño interior y arquitectónico

 

  • Observar proporciones y formas armoniosas
  • Estimular percepciones sensoriales: vista, oído, olfato y tacto
  • Favorecer unas condiciones de iluminación y espectro cercanos a la luz natural y usar lámparas sin parpadeos
  • Considerar conocimientos de fisiología y ergonomía
  • Promocionar la cultura edificatoria y artesana local y regional

Medio ambiente, energía y agua

 

  • Minimizar el consumo de energía y usar fuentes renovables
  • Al construir o reformar, evitar impactos negativos en el medio ambiente
  • Conservar los recursos naturales y proteger la flora y la fauna
  • Favorecer sistemas de construcción locales, elegir materiales y ciclos de vida con el mejor balance ecológico posible
  •  Asegurar la calidad más óptima posible del agua potable

 

Hábitat ecosocial

 

  • Diseñar infraestructuras con una combinación de usos equilibrada: distancias cortas a centros de trabajo, transporte público, escuelas, comercios, etc.
  • Favorecer una forma de habitar que satisfaga las necesidades humanas y proteja el medioambiente
  • Proveer de suficiente espacio verde a áreas residenciales rurales y urbanas
  • Fortalecer la autosuficiencia local y la participación de redes y proveedores de servicios locales
  • Seleccionar emplazamientos para la construcción que no estén contaminadas por residuos nocivos, fuentes de radiación, polución y ruido

 

En condiciones reales, no siempre es posible cumplir con todos los criterios. Por lo tanto, nuestra atención ha de centrarse en la c optimización dentro de un marco de trabajo individualmente posible.

Entradas relacionadas

El uso de la madera en la construcción

El uso de la madera en la construcción

El siglo XXI, el siglo del uso de la madera tecnificada en el sector de la construcción    El mundo de la construcción se encuentra en medio de una transformación similar a la que se vivió en el s.XVIII con el uso generalizado del hierro fundido, en el XIX con el...

Las 10 claves sobre la vivienda del futuro

Las 10 claves sobre la vivienda del futuro

Las 10 claves sobre la vivienda del futuro El pasado 23 de marzo Tebe partició en una interesante mesa redonda en la que diferentes actores del sector inmobiliario y  de la construcción analizaron cómo será el futuro que viene en cuanto a vivienda y  cómo ha afectado...

Medición de impacto en proyectos inmobiliarios

Medición de impacto en proyectos inmobiliarios

Cuando hablamos de medición de impacto en proyectos inmobiliarios hacemos referencia al proceso a través del cual nos es factible determinar en qué medida hemos podido generar cambios significativos en las personas y en el planeta a través de nuestra actividad.  ...